<> Santo Hermano Miguel | Iglesias Católicas

Santo Hermano Miguel

Me gusta

No votes have been submitted yet.

Festividad
9 de febrero

Miguel Febres Cordero Muñoz llamado religiosamente como Santo Hermano Miguel nació en Cuenca el 7 de noviembre de 1854 y falleció en Premiá de Mar el 9 de febrero de 1910, considerado santo por la Iglesia católica, fue un religioso miembro del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y educador ecuatoriano, es venerado el 9 de febrero.
El día de su nacimiento, sus padres se entristecieron al ver que el niño tenía los pies deformes pero siempre estuvieron atentos al cuidado de su salud. A los cinco años el pequeño aún no había dado los primeros pasos, pero sucedió que un día observando un rosal florecido en el jardín de su casa gritó: "Miren qué hermosa es la señora que está sobre las rosas". Acudieron sus padres y familiares pero no vieron nada especial; sin embargo el niño continuo diciendo: "Miren cómo es de hermosa. Tiene un vestido blanco y un manto azul y me llama". Y luego todos quedaron maravillados al ver que el niño se levantó y comenzó a caminar. Estaba curado. La Virgen había obrado un milagro de manera impresionante.
Gabriel García Moreno, Presidente del Ecuador, católico ejemplar y mártir, trajo a los Hermanos Cristianos, formidables educadores, que en 1863 fundaron un colegio en Cuenca, en el que fue matriculado Miguel Febres Cordero.
Miguel sobresalía entre los alumnos por su gran inteligencia pero sobre todo por su inmenso deseo de aprender. Cuando los demás alumnos se iban a sus casas, él se quedaba en el colegio repasando sus lecciones y ayudando a los religiosos en los oficios de la casa. Ellos empezaron a tenerle gran aprecio y especial cariño. Ahí es donde surge su vocación de ser Hermano Lasallista, los padres se oponían a la decisión de su hijo debido a que ellos pertenecían a una clase social alta (burguesía) y los religiosos vivían muy pobremente.
Recibe el Hábito de Hermano de las escuelas cristianas el 24 de marzo de 1868. El Hermano Miguel, contribuyó durante el resto de su vida a la enseñanza en las escuelas cristianas, acostumbraba dar clases diarias de catecismo, su misión era la dedicación a la enseñanza de tiempo completo a niños de todas las clases sociales, desde clases elementales hasta superiores.
El resto del tiempo la pasaba atendiendo enfermos, estudiando idiomas (logra hablar cinco idiomas: alemán, inglés, italiano, francés y latín) y escribiendo libros. Publicó más de cien libros con adaptaciones de obras que habían gustado en otros países. Fue admitido como socio en la Academia Ecuatoriana de la Lengua, en la Academia de Venezuela, y en la de Francia.
En 1907 es exilado por el gobierno anticlerical del presidente Eloy Alfaro. Los Superiores Mayores de su congregación lo invitan a que vaya a Europa a dirigir la publicación de libros que la Comunidad repartirá por muchos países. Se dirige a Bélgica, pero el clima de aquel país, con sus inviernos tan rígidos, le afecta la salud. Sin embargo, sigue trabajando fuertemente. Lo trasladan a España, donde el clima es más suave, y el 9 de febrero de 1910, atacado por una pulmonía, muere santamente.
En 1937 durante la Guerra Civil temiendo que sus restos fueran vandalizados fueron trasladados de España a Quito, Ecuador.
Después de su muerte empezaron a obtenerse milagros maravillosos por la intercesión del hermano Miguel, fue beatificado por el papa Pablo VI el 30 de octubre de 1977 y canonizado por el papa Juan Pablo II el 21 de octubre de 1984.
Una de sus frases para orar era: Acordémonos de que estamos en la santa presencia de Dios y sus alumnos respondían: Y adoremos su santo nombre. El cual ahora los alumnos de la Salle lo utilizan cuando toca la campana de otra hora.

Milagros atribuidos

  • La curación de Sor Clementina Flores Cordero,
  • El mismo día de la Beatificación, precisamente durante el desarrollo del sugestivo rito, se realizaba otro milagro: la Señora Beatriz Gómez de Núñez, afectada de incurable "miastenia gravis", se sintió completamente curada.

    Oración
    San Miguel Febres Cordero: te rogamos por todos los que en el mundo se dedican a publicar, o a difundir buenas lecturas. Haz que a imitación tuya nos gastemos y nos desgastemos por llevar a muchos otros ese mensaje salvador que es un libro religioso. Recuérdanos a todos que leer periódicos es leer para olvidar, pero que leer un buen libro es leer para recordar. Y que abrir un libro espiritual es empezar a escuchar mensajes salvadores del Dios del cielo.

    Referencias

  • https://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Febres_Cordero
  • https://www.ewtn.com/spanish/Saints/Miguel_Febres_Cordero.htm
  • http://www.vatican.va/news_services/liturgy/saints/ns_lit_doc_19841021_…
  • Want to stay up to date with the latest breaking news alerts?