Eterno Señor

0
(0)

Autor: San Ignacio de Loyola

Eterno Señor de todas las cosas,

yo hago mi oblación con vuestro favor y ayuda,

delante vuestra infinita bondad,

y delante vuestra Madre gloriosa

y de todos los santos y santas de la corte celestial,

que yo quiero y deseo y es mi determinación deliberada,

solo que sea vuestro mayor servicio y alabanza,

de imitaros en pasar todas injurias

y todo vituperio y toda pobreza,

así actual como espiritual,

queriéndome vuestra santísima majestad elegir

y recibir en tal vida y estado.

Referencia

Fotografía

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario